Más de lo que merezco…

Es difícil decir que cuando te conocí no te juzgue porque eso me haría un mentiroso… y tu mi angel,no mereces mentiras, mereces lo que das, y tu me has dado más de lo que yo creo merecer.

¿has conocido la sensación de creer algo y que sea totalmente diferente? Obviamente para bien, pues esa sensación es la que yo he tenido contigo… Porque tu mi angel, has estado conmigo aunque no te lo he pedido,me has apoyado cuando lo he necesitado… no quiero sonar sentimental porque en mi jerarquía no está permitido mostrar sentimientos, pero si tuviera que romper las reglas de el mundo espiritual,créeme, por ti lo haría. Pero creo que no tiene sentido, tal cual como nuestra existencia, lo que hemos forjado tiene un límite… una cuenta regresiva que ahora más que nunca desearía detener, nunca había pensado que querría detenerla porque antes no pensaba en otra cosa que largarme lo más pronto posible de mi propio infierno,pero no creí que dentro de mi infierno podría encontrar a un angel, mi angel…

Porque lo admito, tengo heridas de guerras que ni si quiera son mías, guerras que jamás debí luchar, pero mi angel… yo no tengo un lucero que me ilumina y me guía sobre lo que tengo que hacer… soy tan imperfecto que empiezo a creer que eso es lo que atrae de mi…

Quien diría que… cambiarías mi vida, porque las cosas pasan en los momentos exactos… y si tratas de apresurarlo de una u otra manera el orden divino formará las situaciones para que pase en su momento exacto… aunque, maldigo al orden divino por habernos puesto en esta situación de cuenta regresiva, pero mi angel… no quiero que nos alejemos…

¿que será de mi sin tu sonrisa torcida?

Que será de mi sin tu sonrisa que combina con mi mirada…

Pero bueno, ya no tiene sentido lamentarse porque el tiempo corre…

Y necesito verte y trazar los caminos que recorrere en tu piel porque enloquecere irremediablemente y no querrás ver a un demonio – mundano vuelto loco por amor.
R.L.

Lo he estado pensando…

He enumerado las razones por las que ya no podemos seguir juntos, pero al final no tiene ningún sentido atormentarte con ella. ¿tu sientes amor? ¿o sientes costumbre? Carajo, no logro descifrar si lo que yo siento es lo que tu quisieras, pero de algo estoy muy seguro… a tu lado ya no soy feliz. Lamento ser cruel y frío por decírtelo de esta manera, pero, ¿acaso hay otra? Uno no puede creer que romperá un corazón y al día siguiente todo estará como si nada… esta miera no funciona así.  Así como yo, ya no funcionó… me he dado cuenta desde que a tu lado he dejado de sonreír,  y no es mi culpa, tampoco la tuya, creo firmemente que en esta ciudad de ángeles,demonios y mundanos cada quien tiene su lugar asignado…  Mi ángel me dijo que podía dejar de ser un mundano, pero… últimamente pienso si realmente merezco dejar de serlo, es decir… esto que hago, ¿no me convierte en un demonio?Lo jodido de estos días, es que las nubes son tan oscuras que me hacen creer que el reino de los cielos ha sido invadido por  demonios disfrazados de ángeles,  pero recientemente llegue a la conclusión. …  Todos somos un mundano que tiene a un angel dentro y un demonio dentro de ese ángel… pero, basta ya… porque si sigo a tu lado creo que no podre experimentar lo que es ser un angel… no quiero decir que tu me lo impidas… soy yo el que se pone las barreras y esta vez…he decidido que mi barrera eres tu.

-R.L 

Me jode…

Me jode que lo quieras,

Me jode no ser tan especial,

Me jode que te joda, el no ser tan valiente como para alejarte de el.

¿por qué mi ángel ? Encontrarás a alguien que sobrepase lo que él fue y no podrás verlo, supongo que eso te jodera…  Ya no se trata de mi, yo ya estoy jodido.

Como un simple mundano, y como un simple amigo “gay” he quedado… Y que se joda el mundo, pero yo no quiero eso, tu jamás besarías a tu amigo gay… A menos que trataras de ocultar algo o lo quisieras… Como quieres a tu demonio, aun que, probablemente con más recelo del que deberías…

Me siento estupido al reclamarte y pedirte que tengas el valor de alejarte de tu demonio, cuando yo ni si quiera puedo reunir el coraje suficiente para ser feliz . 

R.L.

 

El ángel de la sonrisa torcida.

Ella era el tipo de chica que todos deseaban,  bella mirada y hermosos labios, dientes torcidos que expresaban el sentir de su alma. Deseaba tanto despertar muerta que ella necesitaba que alguien le diré sentido a su vida. Se enamoraba de sus opuestos, siguiendo leyes de física que ni si quiera deberían aplicarse hacia los seres como ella y el. Me gustaba demasiado. Tal vez lo que siempre me encanto fue el misterio que emanaba su mirada.

Ojos canela, comunes y corrientes que despertaban algo en mi, como si fuera el catalizador de mis emociones.

Pero yo era demasiado simple para ella.

Y ella decía que yo le recordaba al demonio que la obligaba a auto destruirse cada noche, ¿aquello seria bueno? Realmente no lo se.

Yo nunca quise formar parte de el mundo de ella, éramos abismalmente diferentes en el exterior, pero al final del día creo que teníamos mas parecidos de los que a mi me hubiera gustado.

Me gustaba su cabello, no puedo negarlo, dos veces la vi y dos veces me hubiera encantado ahorcarme con el terminar con mi cansancio y falta de emoción, pero no lo hice, prefería mantenerme con vida, si eso significaba que estaría con ella y escucharía la manera intensa en la que lanzaba maldiciones al aire.

La diferencia entre el mundano y el ángel siempre ha sido muy clara, sin embargo yo no estaba seguro de que ella fuera un ángel, en cierta parte le temía a su capacidad de juzgar sin conocerme, pero no lo hizo y le adore por no hacerlo.

¿Como sabes que tienes a un ángel frente a ti?

Lo sientes, no puedes mirar a un ángel de la misma manera con la cual mira a otro mundano. Es algo especial que sucede, como si de una reacción química se tratase.

Mi ángel desea estar muerto,y yo deseo morir con el, pero la vida nunca es tan corta como tu deseas.

¿Y si la amase tanto como para cumplir su deseo? Pero tengo miedo, no podré enfrentar a mi demonio sin su ayuda.

Por lo tanto, seguiré tratando de  desentrañar el misterio de mi ángel, quiero lograr que tal vez su sonrisa comience a contrastar con el sentir de su alma.  

Ángel, yo te seguiría incluso en la oscuridad.

R.L.