Posibilidades

Talvez solo estoy triste, las cosas no han salido bien… ¿podría hacerlo mejor cuando mi alma se ilumine? Este dolor se ha vuelto insoportable y no pareciera que vaya a recibir ayuda pronto.

Y sigo aquí, arraigado a mis orígenes, y no pienso dejarme ir, pero por favor, que alguien me enseñe a darme un respiro, a hacer las cosas como eran antes, cuando el dolor aún era imperceptible, cuando las imágenes pasaban por mi cabeza y de un soplo las borraba…
Talvez soy estoy triste porque no estoy haciendo las cosas bien…

¿Qué es lo que todos esperan de mí? ¿Qué es lo que yo espero de mí?

Si fueran un poco más sabios habrían de saber que no deberían fiarse ni esperar nada de mí… En cualquier momento me iré, con ganas de que jamás sepan sobre mí de nuevo… No permitiré que me vean fracasar, pero tampoco hare algo para evitarlo… Así que dime… ¿Qué esperan de mí?

Talvez en mi búsqueda a través de mis universos pueda encontrar la ayuda que requiero…

Pero es un proceso doloroso, nadie dijo que no dolería el encontrarse consigo, el encontrar su propósito… Muchos morirán en el camino, muchos desistirán, muchos se darán por vencidos, y esto último sería peor que morir, pero la verdad es que en el fondo ya estoy muerto, y daría mucho por igual…
En esta primavera, que se ha teñido de gris, mi espíritu se ha visto menguado por diversas anomalías de mi ser, internas y externas… estupideces mentales les digo yo…
Entiendo que mi momento aún no llega, aun no poder respirar, pero, a veces me pregunto.
¿Todo esto valdrá la pena?

-R.L.

“Yo necesito una respuesta que me libre del pasado”
-Otoño/ Technicolor Fabrics

Anuncios

Breve ensayo sobre el principio de mi final.

Ha llegado el momento, y no me encuentro temeroso, por que hoy me he dado cuenta que a pesar de posiblemente nunca regresare, y muy posiblemente con el tiempo me acostumbraré a la frialdad de la oscuridad y la soledad, siempre habrán motivos para sentir la calidez de sus latidos en el corazón de mi mano, y talvez solo así acepte la verdad y deje de sentirme tan vacio… Tratando de engañar a mis pensamientos sobre lo que está bien y lo que está mal.
A pesar de que era muy bien sabido para mí que este momento tarde o temprano llegaría, al principio me sentí ligeramente temeroso, aquel remanente que todos solemos sentir sobre el miedo al cambio, así es, lo he sentido, lo senti como una punzada sobre mi pecho, sentía como quemaba intensamente dentro de mi, pero en vez de matarme como hubiese deseado que pasara en ese momento, se detuvo. Y todo mi ser quedo en una calma serena que nunca antes había logrado alcanzar. A pesar de que hoy en día he sentido que he perdido mi camino y me encuentro en una encrucijada respecto a mis decisiones, todo lo he hecho por el bien…
A pesar de la inmensa cantidad de libros sobre la muerte que he leido, las estadísticas sobre suicidio, la muerte jamás se había acercado tanto a mi, en aquel instante que se posó frente a mi, al entrar en contacto nuestras miradas entre en un mundo totalmente diferente; sentí la felicidad de la sensación del tacto de tu piel sobre la mia, pude volver a respirar la brisa pestilente del mar, aquella que me rememora a cuando era tan solo un chiquillo temeroso, sin embargo, también me mostró la destruccion, la fragilidad de los pensamientos humanos.
Me deje guiar por la oscuridad por ella, tomo mi mano y caminamos por los valles que ella dominaba… Y me dijo, tú momento no ha llegado aún, pero aprecia tu vida, que tarde o temprano, la arrebataré de tus manos.
Y antes de irse me dijo que la recordará bien, porque cada quien seguiría su camino, pero me amenazo con volver…
Y cuando la vida volvió a mi ser, pasó frente a mis ojos lo que ellos llaman: ver pasar tu vida frente a tus ojos. Y entonces, vi pasar claramente los momentos de felicidades, aquellos que ni el más doloroso día podría atenuar, y entre ellos, estaba la mirada de mi amada… [Continuara]

Sombras: heraldo de la indiferencia.

Sentía el frío recorrer el contorno de mi piel, me recordaba a aquellas extrañas y viejas sensaciones de emoción y ansiedad, a cuando era débil y podía sentir, y a la ve me trae una sensación que me asquea… Me recuerdo a mi, bueno, a quien solía ser, aquella persona a la cual unas simples palabras disparadas como flecha y bañadas en veneno podían destruir desde el fondo. Y es que, el secreto para destruir a una persona dura como acero es atacar su interior, destruirla desde dentro… Rompiendo sus sueños, dejándole sin esperanza, haciendo que sus más temibles pesadillas salgan a flote en sus pensamientos… Hacerle sentir tan vulnerable como nunca lo ha sido…Alguna vez me sentí así, y como dije, me asquea siquiera recordarlo. Me resulta terriblemente gracioso cuando alguien dice conocerme y jamás llegó a ver esa parte de mi alma, como dije: la parte más vulnerable… 

Jamás cruzó por mi mente la idea de separar mi alma de este mundo terrenal, aún incluso cuando aquellas voces me susurraban la idea, me aconsejaban, me deleitaban con la magnificencia de su plan…jamás cruzó por mi mente -realmente- la idea, soy demasiado cobarde para llevarla a cabo… Hasta el último día en el cual las voces me acompañaron insistieron con que llevará a cabo su plan. En cuanto perdieron la batalla contra las sombras me alegre infinitamente, pero fue una de esas alegrías efímeras… Ahora las sombras tenían el control, pero, al parecer -en el fondo- ellas querían lo mejor para mí: me protegieron, me ayudaron, sin embargo… Me quitaron mi humanidad, me hicieron incapaz de sentir miedo, felicidad… Amor… 

Solo puedo tratar de imaginar cómo se sentía, me resulta extraño que esas palabras ahora se sientan tan frías y vacías… Tal vez no me mataron, pero me siento muerto. 

Destruccion.

Solía añorar con esperanza el momento de partir, el momento de poder mirar más allá, de expandir mis horizontes, lograr alejarme de estas sombras y fantasmas que tanto daño me hacen, sin embargo, cada que vuelvo a la ciudad de la ceniza es imposible no sentirme como solía sentirme hace meses… 

Vacío. 

No podía hacer más que esconderme tras aquel grueso caparazón que ya no podría soportar más ataques internos, aun suelo concebir ataques en el fondo de mi ser, en aquella lucha interminable entre aquellas sobras de fantasmas y sombras de las cuales no logre deshacerme hace tiempo… Aveces, solo aveces aún puedo oírlos cuando dejan de pelar y comienzan a susurrarme si podré hacerlo mejor antes de que ellos decidan apagar la luz y el proceso comience.

Tal vez solo estoy triste, eso pasa cuando las cosas no resultan como yo deseo, pero de nuevo las sombras dejen de luchar en contra de aquellos fantasmas solo con el objetivo de hacer retumbar con el eco de su voz en lo más profundo de mi ser que no podré huir eternamente, que el proceso ya comenzó.

Tal vez, y solo tal vez el inicio de este proceso no sea del todo malo, sin embargo permanezco temeroso a las consecuencias que podría conllevar, una vez destruido, nada ni nadie podrá reconstruirme, es una gran mentira que otra persona puede ayudar, esa sería una gran debilidad, mostrarme con tal naturaleza ante otro ser, sería incapaz de darle esa ventaja de poder acabar conmigo en tan solo un suspiro… No sería tan estupido como para tan siquiera considerar la posibilidad de que alguien más pueda verme en ese estado de fragilidad, no. 

Este proceso lo hemos iniciado nosotros, es el gran viaje que tanto hemos añorado y es ahora, tal vez el otoño se ha llevado mis mejores memorias en sus manos, pero he de plantarle cara porque no logrará llevarse nada más.

Entiendo que el momento ha llegado, solo necesito respuestas.

Sobreviviré.

Me encuentro sentado sobre el borde de este gran abismo al que tú lágrimas en los ojos sueles llamar muerte, vacío o simplemente nada, pero ahora que me he ido, me he dado la vuelta y sabré que ya no soy bienvenido nunca más,mas con esta soledad deberé de irme y sobreviviré  porque tus palabras ya no me laceraran más, ya no me herirán como solían hacerlo, al soñar de los latidos de mi corazón habré comprendido lo que ha pasado, cariño. 

Cariño déjame decirte que me sentía perseguido, no por ti, sino por mis fantasmas, por todos aquellos monstruos que acechaban en mi oscuridad, los escuchaba susurrar mi nombre en la oscuridad de mis días y noches, pero tú aprendiste a amar mi locura, a este monstruo que crecía en mi interior, pero mi amor, déjame decir que al parecer estoy muriendo porque los fantasmas me están consumiendo, tú amabas a esos fantasmas, pero mi amor al parecer estoy muriendo y las sombras se apoderaran de mi cuerpo, trataste de hacer que tu luz entrará en mi alma, gritaste y te encaprichaste con hacerlo, pero mi amor, fallaste, las sombras han entrado y las siento apoderase de mi, mi amor siento que estoy mueren ido y al parecer los monstruos ahora te acechan a ti también. 

Pero tu lograste domarlos, lograste no pensar en ellos, tengo que cuidar mi alma (o lo que queda de ella) y hacer que pare de sufrir, siento que me falta tiempo para descifrar este gran misterio… 

Tal vez con este abrigo de mentiras tú puedas escuchar con claridad toda la verdad.
-ROD LARA

Efecto Mariposa

Y es que si pudiera regresar en el tiempo lo hacia, evitaría cometer tantas idioteces aunque eso implicara un cambio garrafal en mi vida actual, porque hoy al verte he sentido un vacío en el estomago, pero no era un vació normal, era mas que eso, incluso sentir que mi luz se iba apagando… Demasiado tarde me he arrepentido, pero no solo contigo, sino siempre es la misma historia… después de cierto tiempo me arrepiento de todo, porque no todo salio como planeaba, porque he comenzado a extrañar, porque añoro los momentos y palabras de aquel entonces.

Constantemente me siento vacío y nada parece llenar permanentemente ese espacio, nada lo hace, así que trato de pensar lo menos que puedo en ello.

Se que ahora no me extrañas, o tal vez lo haces en silencio, pero al parecer hoy no fui capaz siquiera de sostener tu mirada ni rozar tu piel… Maldita cobardía.

Creo que no te extraño a ti, extraño lo que solíamos ser, la forma en que solas mirarme… pero es lo que siempre extraño, y te juro que si pudiera volver en el tiempo no escucharía a ese estúpido ángel y preferiría estar contigo y quemarme con tus demonios, pero es demasiado tarde y tal vez ahora es mejor para ti, ¿y que hay de mi? yo se que en aquel entonces lo único que importo fui yo y no me pregunte de ti, ahora entiendo que me querías tanto que preferias morir conmigo antes que estar sin mi pero eso no me importo y te aleje de mi, te aleje de mi cual animal enfermo y moribundo queriendo que llevasen tu muerte a otra parte sin embargo lograste (logre) matar algo dentro de mi y ahora estas cobrando tu factura.

Debo admitirlo, he olvidado como brillar, y ese siempre fue tu secreto mejor guardado, solo tu sabias como encenderse cuando me estaba apagando, pero creo que es mejor -como decía Kurt- extinguirme que apagarme lentamente, así que vamos, date la vuelta y ve.