Palabras cortadas

El dolor yace reposando sobre cada espacio de mí ser, a veces tenue, a veces intenso… sin embargo siempre determinante… Me hace cuestionarme cosas sobre este gran mundo, preguntas que inclusive me roban el sueño noche tras noche, y si bien es cierto que ha sido un gran camino y nos hemos visto rotos en ciertas ocasiones, aun puedo recordar los días que trataron de pegarnos el alma y tristemente no funciono, pero me encuentro bien…

No estamos bien… pero estaremos bien, porque ahora escribo para saber que los amaneceres aún existen y el saber que me siento vivo, aunque en ocasiones olvido que para poder ver un nuevo día también debo poner de mi parte, mi alma debe estar deseosa de vivir, de sentir a los rayos del sol  abrazarla y suavizarla con tanta energía.

Y aunque nos miren quemarnos durante la noche, nosotros reiremos de todo lo que ose cuestionarnos, la ceniza entrara atravesó de las heridas y nos hará recordar aquellas palabras escupidas, aquella en la memoria lejana que nos hace caer una y otra vez.

Y ahora me encuentro a tantos kilómetros lejos de donde solía tener una vida, me empiezo a preguntar si tome una decisión correcta y si no extrañaría el volver a casa, a todas las personas que se me presentaban cada día y juro por dios que les daría una ovación de pie, porque se mantienen vivos, se mantienen frente a todo, y es de admirar que sigan vivos…

En realidad… Seguimos vivos.

A través de la ventana puedo ver a la ciudad desaparecer hasta formar una mancha negra, la ciudad que me vio crecer, una sola mancha ahora…

Y me siento tan lejanos a lo que solía ser y recargo mi cabeza en el asiento solo para sentir vergüenza de lo que soy ahora y pensar que ahora ella se encuentra lejos de mí, se encuentra a kilómetros lejos de mí y solo quiere ir a casa, oh ahí va ella tan hermosa, con los ojos hinchados y siendo tan bella, inclusive llorando y deseando volver a aquella ciudad la acogió cuando creyó que la vida la pateaba tan fuertemente que no sería capaz de levantarse, pero ahora se levanta todas las mañanas y me hace sentir tan feliz al ver su sonrisa y me hace sentir tan seguro que todos los días deseo volver a casa…

Todo estará bien, volveremos a estar bien como aquellos días en los que nos posábamos en el pasto y todo se sentía bien, en el alma y en el fondo…

Yo solo quería vivir, y no me importo lo demás…

Anuncios

Publicado por

Rodrigo Lara

Químico Farmacéutico Biólogo🔬•Universidad Veracruzana⚜•Xalapa-Coatzacoalcos•Escritor y fotógrafo en proceso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s